27 oct. 2010

A mi gente


A la gente que me sigue:
El libro “Corazón de golondrina” ha nacido ya en EDICIONES MONTERRIEGO
Lo podéis acunar si os place en GRAFICAS NINO, en La Bañeza.
Agradecimiento a todos por quererme.
Besotes.
Inocencia Montes 

20 oct. 2010

Vientos de primavera


Escucha. ¿Te apuntas a un café?


Y te digo que me muevo desde hace un tiempo, perdida en los laberintos ácidos que otra dejó, en un corazón sorprendente.


Y te cuento que me he sentido comparada con un ángel de mentira, que peleo cada ocaso por sellar mi boca. Por dejar que su barco sin timón siga sin rumbo.

Y mientras miro indiferente el dibujo de la crema en un café bonito, me atreveré a contarte, por fin, que tal vez he conocido a un “aman-topo” que como dice mi admirada “Susana Barragués” son los que aman el nombre del amor pero no se entregan a él, los que enferman de pensarse.


Y cuando aparte mi cuchara y mi azúcar… porque hoy todo me apetece amargo, tengo que hablarte de que cada mañana coso mis retales con puntada larga, sólo para pasar el día, porque desde hace un tiempo no puedo tejer vivencias en mis noches, ni realidades, ni besos, ni sonrisas. Sólo hilvano fantasías y recuerdos que pican como zarzas en las alas de los gorriones. Y no apuesto por llegar a mañana…

porque me da igual.


Con el primer sorbo de café negro quiero confiarte que encontré el amor en un recodo del destino pero que me duró un pulso; te confieso que me echó del alma y ahora vago sin él, por canciones que duelen y calles en las que no está.

Te explicaré que una mañana de julio me entró el sol por las venas y sentí por fin esa atracción soberana que todo lo anega y fui esclava de su pasado y prisionera del mío. Y no cicatrizo… ¡por que se que es el!


Tantas horas de sol para calentar el cuerpo y ahora, desde la trinchera del miedo a que no vuelva, añoro la luz y el calor que sus ojos dejaban en mi oído cuando Gioconda Belli le salía de los labios y me la posaba en las entrañas.

Yo sentía aquel orgasmo de vida atravesando mis vanidades.

Cuando pose mi taza definitivamente, tú verás en mi gesto que me he convertido en ruinas y ya no le regalo frescura ni carcajadas a mis amigos. Y sobre todo verás en el fondo de mis ojos lo mucho que aún le estoy echando a de menos.


Escucha; el primer día de primavera. ¿Te apuntas a un café?

4 oct. 2010

Octubre


Lleno mi copa con un mal vino tinto,
para beber por un nuevo invierno.
Por un segundo me siento otra vez como aquella niña en bragas que fui.

Sólo cuando me vi reflejada en los ojos de otras,
me tapé para ser mujer de portal.
¡¡Cubierta!!.

Llevo en la mochila este mes amado y odiado por igual.
Demora su llegada para castigarme por disfrutar, desde mi adorado y mágico abril,
de la vida que se respira hasta los pies.

Pero siempre viene.
Octubre siempre llega… haciendo una batida por el alma para cazar fantasmas;
Para ponerme en mi lugar
Para recortarme las alas
Para mojarme la pluma
Para cubrirme, otra vez,…
las bragas.