26 ene. 2011

...por ser vos quien sois

(Yo pronuncio tu nombre en esta noche oscura
y tu nombre me suena más lejano que nunca...)
Federico Garcia Lorca

Ráptame el sueño, si quieres, una noche más.
Arráncame esta batalla del corazón y el corazón mismo.

(Aún tendré el rumor del agua entre las rocas y el primer guión de los pájaros migratorios para seguir).

Reten esta agonía en mi garganta, ¡déjame muda!.
Extirpa con tus ojos todas mis esperanzas…

(Aún me quedará una flor mustia que tocaste con tus manos)

Sécate la vida si eso pretendes. Pon a tus centinelas apuntando a cualquiera que se acerque a tu cautiverio.

(Aún me quedará el trino de las aves en los pinares y un suelo de musgo por el que avanzar).

Me lo quitarás todo, todo… ¡TODO!
… Y seguiré alquilándote el cielo por el que volaba, al precio que tu quieras.
…Y seguiré sentada en tu escalera los días de sol.
…Y seguiré pidiéndote con mi alma un milímetro de la corteza de tu corazón, para grabar en el una inicial que signifique…

“estuve aquí, pero no me dejó entrar”.

18 ene. 2011

Como perro...

Como perro me siento
traspasando las filas enemigas,
cuando me cruzo contigo con el rabo entre las piernas
y sin asomo de ladrido.

Como perro rabioso, que no muerde,
ni furia le queda,
cuando veo tus ojos en otra
y ejerzo presión lastimera
con mi garganta llena de llantos
y rota de quejas.

Como perro de pueblo
ahorcado en encina vieja,
con único aullido largo y tenebroso,
acuno un nuevo redoble a mi cuello
cuando el alba llega,
y otra vez he soñando tu rostro.

Como perro de pelea
muerto de miedo y lleno de heridas,
defiendo tu reinado,
cuando otro, osa tocar la correa
que sujeta mi bozal,
ó merodea siquiera por borde de tu territorio.

Como perro de jardín,
de perrera oscura y cielo por paisaje,
busco una sola estrella,
cuando nubes de nieve, abiertas en canal
permiten un rayo de noche
salir en mi busca y me dejan.

Como perro crónico
me someto a tu voluntad.
¡Siempre!

(del inédito: “Las ausencias del palomar”)