29 ago. 2012

Reflexión - IV



Fotografía registrada por Inocencia Montes en Flirck.
Texto publicado en " Las ausencias del palomar"



Estaba tan contenta de verte, que me puse la máscara para no asustarte.
Que ni por los ojos escapase un mínimo destello de alegría.
Dios Mío. Me dije.
Ahora es cuando se va a dar cuenta de que agonizo por él...
....y me sentí, como aquel pájaro muerto que descubrí entre la hierba del prado
observado por un gato que tomo la decisión de no comerlo... a pesar del hambre.

19 ago. 2012

Mis noches...

Imagen de la red. Ensayo registrado por Inocencia Montes


  Esta noche pasada necesité amarte.
Ardía mi cuerpo por tenerte pegado. Corrían versos por mi corazón hasta mojarme la entrepierna.
 El pecho se apretó con un deseo ardiente de lunas y palabras.
Mi piel abrió sus perfumes al juego de la seducción y las yemas de mis dedos eran plumas añorando el vello de tu pecho.
La carne de mi nuca se erizó como estambres ansiosos buscando polen nuevo y mis ojos que saben a tierra limpia buscaban los tuyos que son de agua clara.
Mis labios querían, desesperados, ser el recinto donde las lecciones de besos llegaran a la madrugada, querían derretirse … ahogarse con los “te quiero” que esta garganta mía no suelta casi nunca.
Mis genitales fueron un derroche de témpanos derretidos; ansiosos de ser completos como cuando tu sudabas en mi.
Esta noche pasada lloré soñando y al despertar no quería vestirme.
                  Luego alguien dijo:
                  -Tienes ojeras - yo callé.
Esta noche pasada necesité amarte y tu no estabas.
Aún huelo a mujer desesperada por tenerte.

12 ago. 2012

El cielo se niega a llorar...

Te prometo marchitarme
y dejarte mi lugar,
rondas por hacer, causas por vivir
y muñecas sin jugar.

Luego...si llueve será por llover
por nadie, se oyó al cielo llorar.

Tuya queda una vida para arder
y un asesino diario, al que yo siempre decliné
el ofrecimiento para bailar.
Incansable e impertérrito. Tic tac, tic tac, tic tac.,

Vendrán por ti
amaneceres traidores de mejillas arrugadas
que tendrás que maquillar.
Noches frente a espejos heredados
que se siguen oxidando,
que callan otros rostros ya sin alma,
de otras caras reflejadas
para las que tampoco hubo redención.

Serás hombre frente a espejo de mujer,
hombre besando su propia frente en el cristal,
o mujer y mujer en alborotados reflejos de pasión.
La vida regresará a casa cada día evadiendo responder,
la edad...tú edad,
te explicará el significado del tiempo,
el tiempo lo seguirá negando hasta el final.
Creerás que el plan establecido está fallando
que el asesino, merodeó y pasó de largo.
Incansable, impertérrito. Tic tac, tic tac.

El destino...la vejez.
Con suerte la plácida gratitud de la vejez.
La piel bostezará a destiempo por los poros,
Imágenes de la red. Textos registrados propiedad intelectual por
Inocencia Montes
sin aliento, el corazón se dará contra el olvido,
el pulso se hará débil y corto. Tic tac.

Luego Perséfone será raptada de nuevo
primavera, verano, otoño.
Invierno y vuelta a empezar.  
 ¿Y el cielo?.
    El cielo soberbio
     por nadie puede ponerse a llorar.