1 sept. 2011

Cerrando hasta otro verano





  Septiembre entrega ya sus armas.
 La hierba inclina su rodilla por los campos.
Yo te devuelvo la sortija que me hizo tu prometida en abril   
y me dio plenitud todo el verano.

Lo confieso: 
no me quedan fuerzas para otra fotosíntesis, 
no vuelo ya por los besos de tus cielos despejados, 
y  algunas nubes bajan ahora hasta mi puerta… algunos ratos.

Creo… que estoy buscando mi rama invernal bajo tejados.
 Creo… que me estoy marchando.

Quisiera darte mi alegría desnuda sin reparos,
pero un suspiro me recuerda dentro de mi, 
que ella reclama su tiempo y pide paso.
       He de irme…
  jadeando, jadeando… jadeando.




(del inédito "las ausencias del palomar")
Los cuadros son de Soledad Fernandez:
"frente al mar"
"añoranza pasada"

1 comentario:

  1. Septiembre ha llegado con su guadaña, aniquilando las horas de luz, rasgando el cielo que llora lentamente sobre esos campos agotados de fotosíntesis, difuminando con su lluvia la tinta del mar, la playa, las vacaciones y el verano.

    Precioso poema, Inocencia, la llave que cierra el estío.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar