7 nov. 2012

¿…ganancia de que pescadores?

Pescador de Название: Рыбак
Ya sé que últimamente ando con la vena revolucionaria algo inquieta. Yo no peleo grandes batallas (que no tengo munición…) a mi son las pequeñas injusticias las que me remueven y revuelven.
Ayer  vi salir al señor Ernesto con su mochilita al hombro dirección al río. Iba con la cabeza gacha, escondiéndose, como si fuera un ladrón. Yo sabía que iba a pescar. Todos sabemos que va a pescar. No tiene licencia.
¿Dónde vamos a dejar que llegue tanta bobada? Algo no estamos haciendo bien, creo yo, si un señor que pasa de los 75 años… que pescó  toda la vida, y presumía al llegar a casa con una trucha para cenar con la parienta, no puede ahora echar la tarde al sol junto al río tranquilamente. Y si pican bien. Y si no pican… ¡pues bien también!
¿Vamos a obligarlo a pescar pagando? ¿Cuánto? ¿Licencia por internet? ¿Pesca con muerte? ¿Sin muerte? ¿Y las medidas? Si hasta los pescadores se lían… ¿no se va a liar mi señor Ernesto?
Para algún mentecato es más saludable ver a los abuelos sentados en los bancos de la plaza, que entretenidos con una caña  pescando algo. Que decidan ellos. ¿Y si se caen al río…?.(Coño… ¿y si se cae el cielo y nos pilla a todos debajo?)
Me vino a la memoria  la primera vez que yo, analfabeta de la vida, entré en un restaurante que tenía la “sopa de trucha” como plato estrella. Se me pusieron los ojos como el plato… ¡a mí!... que me obligaban a comerla de pequeña (colleja incluida) me la iban a hacer comer ahora pagando una pasta… ¡y un cuerno!. (Si ya decía mi madre que la niña tenía el paladar fino como el coral…)
Comentaba esto en la calle  con un pescador, que hasta da clases de lance con su caña, cuando pasó el señor Ernesto con su mochila. Se la veía mojada y  un poco más pesada que cuando salió de casa. Sonreí a mis anchas. 
Por cierto, no se llama Ernesto… ¡no vaya a ser que nos lea el guarda y nos joda la cena!
 

1 nov. 2012

. . . Brujas del mundo...¡sujetadme!


Cartel anunciador de Halloween 1904
 Estoy al borde del colapso.
La gota que colmó el vaso ha llegado hoy. Escuché a mis sobrinos hablar de la noche de "gallo-güin" como dice su abuela y casi me revientan los tímpanos por prestar atención a las palabras que decían. Que si "moster", que si "ghost", que si "witch"...
¿Cuando dejamos que empezara todo esto?
Yo creo que somos culpables los de la generación anterior a esta, cuando empezamos a pedir..."sanwich" en vez de bocata en pan de molde...o incluso antes cuando por parecer más modernos pediamos un  "cofi"
No...no. Voy a ir incluso más atrás (que a mi esto de destriparme se me da bien). Yo empecé a consentir tanta estupidez cuando dije en la adolescencia que mi noviete de entonces era un "madelman", y estaba impresionadísima cuando decía que su plato preferido era el "happy meal" que yo me creía que era una delicatesen extranjera y que mi chico (15 años) era un tío de mundo.
Imaginaos el susto del copón cuando supe que era una "gochelada", como decimos en mi pueblo a la comida mala...mala.
Ahí debí cortar por lo sano con lo anglo. Pero no.
He de decir aquí que la que escribe tiene expansión, desde la pubertad, de los goznes rollizos de las caderas, lease michelines/ones. Lo que vienen siendo lorzas vaya. Pero aun asi me hice una marcha patriótica por la adolescencia de camisetas muy chulas y .... muy ajustadas..."levis" "breska"  "one"... Y no pude parar hasta hoy. Pasé por el "low cost", por el  "clown", incluso por el "looping bike".
¡Ya no puedo más!.
Lo digo otra vez, ¡estoy al borde del colapso!.
 Me estoy preparando una cabaña en el campo para mi sola y aviso al que quiera visitarme, no habrá ni "water" ni "toilet"... se tendrá que ir a cagar.   ¡Como Dios manda!.

.