6 oct. 2011

¿Me he subido al guindo?

                              (Textos registrados de "las ausencias del palomar") . (imagen cogida de internet)


Por si acaso es cierto lo que dices:
He de regresar a mi pueblo sin nombre, y a mi casa sin calle.
 Quiero escuchar como cantan a deshora  los gallos de la vecina y el maullido de algún gato desperezándose en el tejado a media tarde.
Quiero oír de lejos los cencerros de las ovejas bajando del monte, y que una tormenta me obligue a correr por los charcos llena de barro  
Al caer la tarde, me sentaré un ratito en aquel pedrusco junto río a mirar como nadan las truchas…
Por si acaso es cierto lo que dices:
Me arrastraré por las calles a la vuelta con paso lento y clavaré los ojos  al suelo. Prestaré mis oídos humildes a las ventanas de cocina, abiertas, y volveré a tener claro mientras paso lo que “solo soy”, lo que “siempre fui”:  
Entraré en la casa por el corral, trepando por la tenada de la leña, como antaño… y después de cenar cogeré  una silla y buscaré la puerta, donde estén las viejas al fresco, para que se me amarren los pies al suelo mientras las oigo murmurar…
                         Mira… por ahí viene la hija de…

                              


4 comentarios:

  1. Ro, sigo leyendo tus relatos que describen mi entender de pueblo, maldigo el olvido de aquello que nos fue dulce, en algunos pasajes huele a levadura, aún así sabe a pan de hogaza caliente.
    Seguiré quitando el barro de mis chanclos con el primer palo que encuentre, seguiré libando la sabia del árbol que me da el ritmo, cansino, pero firme.
    Sigue derrochando hebras de tinta para poder tejer historias bellas o quizas esquivas, siempre cargadas de luz

    ResponderEliminar
  2. Como dice de vez en cuando otro de tus seguidores. ¡La madre que te parió!.
    Eres única desarmándote.
    Sigues teniendo esa fragilidad tan fuerte entrando en los sentimientos.
    ¡Que tía más brillante!. No se percibe autocompasión en ninguna palabra. ¿Como lo haces?.
    Analizas sin chillidos. Gritas sin hablar.
    Estoy seguro de que esto no salió de tu imaginación sino de tu vida.

    Y esa imagen...
    (¡¡Un alarido más... eh golondrina!!).

    Un beso desde Cordoba

    ResponderEliminar
  3. Sólo puedo dar las gracias con una inclinación de respeto profundo por estos comentarios tan enriquecedores...
    Un placer recibir lecciones asi.
    Un beso

    ResponderEliminar
  4. Precioso poema-relato, Rocío, describe tantas situaciones cotidianas y muestra tan buen recuerdo, cargado de cariño y nostalgia hacia ellas...

    ResponderEliminar