7 nov. 2012

¿…ganancia de que pescadores?

Pescador de Название: Рыбак
Ya sé que últimamente ando con la vena revolucionaria algo inquieta. Yo no peleo grandes batallas (que no tengo munición…) a mi son las pequeñas injusticias las que me remueven y revuelven.
Ayer  vi salir al señor Ernesto con su mochilita al hombro dirección al río. Iba con la cabeza gacha, escondiéndose, como si fuera un ladrón. Yo sabía que iba a pescar. Todos sabemos que va a pescar. No tiene licencia.
¿Dónde vamos a dejar que llegue tanta bobada? Algo no estamos haciendo bien, creo yo, si un señor que pasa de los 75 años… que pescó  toda la vida, y presumía al llegar a casa con una trucha para cenar con la parienta, no puede ahora echar la tarde al sol junto al río tranquilamente. Y si pican bien. Y si no pican… ¡pues bien también!
¿Vamos a obligarlo a pescar pagando? ¿Cuánto? ¿Licencia por internet? ¿Pesca con muerte? ¿Sin muerte? ¿Y las medidas? Si hasta los pescadores se lían… ¿no se va a liar mi señor Ernesto?
Para algún mentecato es más saludable ver a los abuelos sentados en los bancos de la plaza, que entretenidos con una caña  pescando algo. Que decidan ellos. ¿Y si se caen al río…?.(Coño… ¿y si se cae el cielo y nos pilla a todos debajo?)
Me vino a la memoria  la primera vez que yo, analfabeta de la vida, entré en un restaurante que tenía la “sopa de trucha” como plato estrella. Se me pusieron los ojos como el plato… ¡a mí!... que me obligaban a comerla de pequeña (colleja incluida) me la iban a hacer comer ahora pagando una pasta… ¡y un cuerno!. (Si ya decía mi madre que la niña tenía el paladar fino como el coral…)
Comentaba esto en la calle  con un pescador, que hasta da clases de lance con su caña, cuando pasó el señor Ernesto con su mochila. Se la veía mojada y  un poco más pesada que cuando salió de casa. Sonreí a mis anchas. 
Por cierto, no se llama Ernesto… ¡no vaya a ser que nos lea el guarda y nos joda la cena!
 

3 comentarios:

  1. Es cierto que el medio ambiente se degrada a ritmo acelerado y por ello está el control de pesca; pero que no me digan que es a causa de los pescadores cuando la gran mayoría de ellos devuelven al las aguas lo que pescan ya que no es más que un deporte o una actividad de ocio. Si ya me hablan de recaudaciones para engordar arcas, ya me quedo más tranquila.

    Me he divertido con tu humor, Rocío.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  2. Ay!!! mi roci quitapenas....besos

    ResponderEliminar
  3. Vivimos en un mundo en el que quieren capitalizarlo todo, hasta los rios de nuestros pueblos... Pero lo que nunca podrán cambiar es a la gente de verdad, a la que nos alegran cosas tan sencillas como que el señor Ernesto llegue a casa con una trucha para cenar con su mujer.
    Te quiero "Tita" ;)

    ResponderEliminar