6 jun. 2011

Caracola....





La vida pasa y me siento sola.

Caracola;
 Cuantas noches te he buscado entre mis sueños.
Cuantas playas recorrí yo, con tu ausencia.
 Cuantos besos, caracola…
cuantos besos que a nadie di,
dejaron huella.
Las olas me marcaban tu camino,
y al buscarte entre la arena lo perdí.
Al no hallarte a ti, que eres mi gran sueño, 
en los silencios de la noche…
                                             me dormí.
 Me dormí para soñarte; caracola,
para verte en una playa que no encuentro.
 Te descubrí como siempre,
hermosa… y sola;
 supe una vez más …
                                          que no te tengo.

(La caracola, como la vida que todas soñamos de niñas. Perfecta)
(De "corazón de golondrina")

2 comentarios:

  1. Rocio los poetas nos encontramos por medio de caracolas mensajeras, tengo una bolsa llena de caracolas que recogemos todos los años, mis hijos y yo en la playa de mis sueños, gracias por ayudarme en mi camino, seguro que me darás mucha suerte, creo en la relación profunda que existe entre las intenciones buenas de cada uno de nosotros: el aleteo de una mariposa tiene efecto en todo el universo.
    un abrazu sinceru

    ResponderEliminar
  2. Siendo niña, había una gran caracola en casa de la que me decían que si la acercabas al oído, oiría el mar. Yo me lo creía, y lo hacía, y escuchaba siempre ese mar.
    Estoy segura de que ese sujeto lírico de tu poema acabará encontrando esa caracola y escuhando ese mar.
    Precioso, Rocío.

    Un beso con rumor a mar.

    ResponderEliminar