27 jul. 2012

Borrachera y parto...de culpas




Soneto registrado por Inocencia Montes
Imagen bajada de internet.
 .
Preñada dejó anoche la botella
de negra tempestad a esta borracha,
bailaban mis tacones culpas largas
rumiando su dolor por penas viejas.

No retuve que fue de la partera,
ni cuan larga me fiaste la resaca,
no nació ninguna luz de mis cloacas
ni recuerdo el licor que ahogó mis penas.

Aun tengo el cariz de desgraciada.
El semblante infeliz de hembra marchita
que no pudo vomitar de madrugada.

 Si de algo me sirvió tanta bebida
 no encontré la razón en mis entrañas,
 pero me elijo asi a sobria... y mezquina.


3 comentarios:

  1. La reconciliación con uno mismo y la comprensión de nuestros actos, suelen ser remedio eficaz contra resacas.

    Me gusta la sinceridad sin adornos del poema.

    Un beso.

    ResponderEliminar
  2. Entre las hieles del alcohol y ser sobria y mezquina, dura es la elección con tales alternativas, creo que yo también me prefiero antes muerta...¡que triste me lo fiáis...
    ...ese semblante de hembra marchita.
    Hay pasión y profundidad en el sabor de tus versos.
    ¡Te amenazo con volver.!

    ResponderEliminar
  3. "...no nació ninguna luz de mis cloacas...", ¡qué pena! Es un soneto duro, descarnado; me gusta como escribes.
    Te ha quedado muy bien el nuevo aspecto del blog, te lo dije tantas veces que ya no sé si al final se publicó o no, así que, por si acaso, te lo vuelvo a repetir ¡¡¡muy bonito!!!
    Un beso.

    ResponderEliminar