26 ene. 2011

...por ser vos quien sois

(Yo pronuncio tu nombre en esta noche oscura
y tu nombre me suena más lejano que nunca...)
Federico Garcia Lorca

Ráptame el sueño, si quieres, una noche más.
Arráncame esta batalla del corazón y el corazón mismo.

(Aún tendré el rumor del agua entre las rocas y el primer guión de los pájaros migratorios para seguir).

Reten esta agonía en mi garganta, ¡déjame muda!.
Extirpa con tus ojos todas mis esperanzas…

(Aún me quedará una flor mustia que tocaste con tus manos)

Sécate la vida si eso pretendes. Pon a tus centinelas apuntando a cualquiera que se acerque a tu cautiverio.

(Aún me quedará el trino de las aves en los pinares y un suelo de musgo por el que avanzar).

Me lo quitarás todo, todo… ¡TODO!
… Y seguiré alquilándote el cielo por el que volaba, al precio que tu quieras.
…Y seguiré sentada en tu escalera los días de sol.
…Y seguiré pidiéndote con mi alma un milímetro de la corteza de tu corazón, para grabar en el una inicial que signifique…

“estuve aquí, pero no me dejó entrar”.

5 comentarios:

  1. Comenzando tu entrada con esos magníficos versos de mi adorado Lorca, el resultado no podía ser otro que el que me he encontrado: un poema realmente desgarrador, con esa fuerza inmensa que solo es capaz de dar el amor, con la intensa generosidad de quien es capaz de amar hasta límites insospechados; y, aunque, la lucha sea infructuosa, siempre queda el placer y la serotonina de haber sido capaces de amar, de dar, de entregar esa "bondad infinita", aunque el precio hayan sido las lágrimas, prueba fehaciente de que sabemos amar y llorar 8cosa no poco fácil...).

    Preciosa tu composición, Inocencia.
    Disculpa mi ausencia, sois tantos a los que seguir y leer y en ocasiones, tan poco el tiempo del que dispongo, que a veces cometo olvidos no conscientes.

    Un fuerte abrazo.

    ResponderEliminar
  2. ... solo podía ser así, genial. Que tu Dios te bendiga y te permita seguir tejiendo hebras de tinta y sentimiento.

    ResponderEliminar
  3. Incluso amando eres serena y firme...sentimiento en estado puro.
    ¡¡¡que gozada leerte golondrina!!
    Un beso desde Cordoba

    ResponderEliminar
  4. No permitas que nada te impida alcanzar tus sueños, aunque pase el tiempo mientras esperas, aunque te quedes esperando a la puerta hasta que te dejen entrar, pero eso sí, nunca dejes de contarnos estos hermosos sentimientos.

    Me gusta.
    Gely

    ResponderEliminar
  5. ¿Seguro? ¿misraste bien por si había un pequeño resquicio para poder entrar?
    ds

    ResponderEliminar